Destacados

[Destacados][threecolumns]

REVIEWS DE CRUCEROS - Valoración MSC Fantasia (Juan Carlos López)


  • Queremos compartir con todos vosotros la valoración de Juan Carlos López  administrador de la página CRUCEROGUÍA sobre el MSC Fantasia esperando que despeje vuestras dudas sobre este crucero en su ruta por el Mediterráneo Occidental.
Valoración MSC Fantasia

Juan Carlos López: "Con este nuevo artículo voy a ir dando entrada a diversas valoraciones sobre cruceros realizados".

Valoración MSC Fantasia, crucero mediterráneo 15 mayo 2015 Camarote exterior paquete de bebidas “Allegrissimo” incluido. Itinerario:
  • Barcelona
  • Marsella
  • Génova
  • Nápoles
  • Messina
  • Malta
  • Palma de Mallorca
  • Barcelona.
Como preámbulo debo mencionar que el itinerario inicial de este crucero tenía prevista una escala en el puerto de Túnez, escala que fue suspendida, tras el ataque terrorista ocurrido el 18 de marzo en el Museo Nacional del Bardo, en el que fueron víctimas varios turistas participantes en una excursión cruceristica. A cambio de esta escala, MSC Cruceros realizó unos cambios en el itinerario modificando horarios e incluyendo Palma de Mallorca en su singladura. Este reajuste provocó una serie de quejas en foros y páginas de opinión, a las que me sumo, por parte de quienes ya teníamos contratado nuestro viaje.´


El nuevo reajuste, adelantaba la salida del puerto de La Valleta (Malta) reduciendo en una hora la estancia en dicha ciudad. La nueva escala en Palma de Mallorca se realizaría entre las 21:00 horas y las 05:00 del día siguiente, lo cual cerraba cualquier posibilidad de disfrutar de la escala, salvo para realizar alguna actividad nocturna u optar por la única alternativa ofrecida por MSC Cruceros, una excursión de 3 horas de duración que consistía en ir a ver un espectáculo flamenco en Son Amar incluyendo la degustación de un postre típico local y sangría, a un precio de 66€ por persona. Si por el contrario optabas por no bajar del barco y disfrutar de la noche a bordo tenías una serie de limitaciones. Por una parte, al estar en puerto el Casino estaba cerrado y para empeorar la situación MSC Cruceros no ofrecía esa noche ningún espectáculo en su Teatro Principal, una decisión muy lamentable y criticada.

En este sentido que denominaré “cambio de ruta”, MSC Cruceros no ha estado a la altura esperada por muchos motivos, entre ellos destacar los siguientes:

Una vez se cambió la ruta, MSC Cruceros no permitió la cancelación del viaje, salvo pagando una serie de suplementos. La nueva ruta desmerecía mucho con la prevista, por tiempo de las escalas y horarios de las mismas. No se realizó ningún tipo de compensación a los pasajeros por el menoscabo sufrido. Incluso se empeoraron las condiciones en la escala de Palma de Mallorca no ofreciendo un Espectáculo a bordo esa noche

Mencionado lo anterior, que afectó a los pasajeros que habían reservado con anterioridad a suspender la escala en Túnez, comenzaré a dar mi opinión y valoración de este crucero.

El MSC Fantasia, de MSC Cruceros con cerca de 140.000 toneladas es capaz de albergar a más de 4.500 personas entre pasajeros y tripulantes, construido en 2008 y botado en Nápoles en diciembre de ese año es el primero de su clase, dando nombre a la familia “Fantasia” compuesta también por el MSC Divina, MSC Splendida y el MSC Preziosa. Evidentemente nos encontramos ante un buque de los calificados como Mega cruceros que como tantos otros de este tipo cuenta con sus entusiastas y detractores.


Resulta obvio que un buque de estas dimensiones cuente entre sus 18 cubiertas (14 de ellas para pasajeros) con una serie de áreas de entretenimiento y disfrute no aptas para barcos de menor tamaño, en sus 27.000 m² de espacios públicos se ubican diversos Restaurantes, Bares temáticos, Tiendas, Salón de fumadores, Ascensores panorámicos, Salas de fiesta, Zonas para niños y jóvenes, Piscinas (una de ellas cubierta), Zona de Spa, Jacuzzis, Casino, Solarium, Zona realidad virtual, Cine 4D, Gimnasio, Sala de Internet, Biblioteca y un Gran Teatro entre otros atractivos, además de zonas exclusivas para los pasajeros más privilegiados con servicio de mayordomo y zonas privadas.

Lo primero que uno piensa al tener que embarcar en un buque de estas dimensiones y capacidad, es en cómo serán las colas de espera en el “Check in” y entrega de equipaje. Nada porque preocuparse, podría decir al respecto que esta fue una de las veces que más rápida y cómodamente que he embarcado a bordo de un crucero, al igual que resultó serlo en todas sus escalas. La organización fue perfecta con el personal suficiente para permitir un embarque rápido y sin esperas.

Una vez a bordo, la primera comprobación es la calidad del camarote asignado. Al respecto comentar que la satisfacción fue plena, superando mis expectativas. Tanto el tamaño como la dotación con que contaba la cabina fueron totalmente de nuestro agrado, asimismo también la limpieza y el estado de la misma, además cabe mencionar la buena atención y amabilidad del personal de hostelería dedicado a la atención y aseo de las cabinas.

Tras comprobar el camarote recorrimos el barco para ir ubicando sus diferentes servicios y áreas públicas anteriormente expuestas, sacando la conclusión de haber embarcado en un buque moderno, espacioso y lujosamente decorado, donde a pesar de su gran capacidad de pasaje no encontramos significativas aglomeraciones en ninguna de sus áreas.

Como en anteriores cruceros estábamos apuntados al primer turno de cenas, de haber sabido el horario de este turno, no lo hubiéramos hecho. La entrada en el comedor para este turno de cena es a las 18:30 una hora inapropiada según mi criterio. En otros cruceros, nunca fue antes de la 19:30 este primer turno de cena. Este primer día se nos ubicó en una mesa según orden de llegada de la gente al comedor, sin respetar la mesa numerada y previamente asignada. Desconozco el motivo de esta mala estrategia que nos obligaba a cenar con gente con la que posiblemente no volveríamos a coincidir y que incluso no hablábamos el mismo idioma. La cena presentaba un menú a la carta del cual elegimos varios platos resultando todos ellos de una calidad más baja de lo esperado. En resumen la experiencia esa noche en el restaurante resultó frustrante.

Tras la cena pasamos el resto de la velada en diferentes bares y salones del barco amenizados con música en directo. Otra gente optó por ir a ver el espectáculo del día en el Teatro principal.

A la mañana siguiente optamos por un desayuno tipo buffet en cubierta, que resultó agradable y completo con muchas variedades para elegir. Ya este segundo día nos permitió apreciar que el idioma español, sin ser una barrera, no era lo esperado a nivel conversación con la tripulación, a bordo diríamos que pocos tripulantes lo hablaban y como lenguaje del barco (carteles, presentaciones, avisos, etc.) sería el quinto idioma, tras el italiano, inglés, francés y alemán. Esto también se notaba en los canales de TV, ya que de los más de 30 canales a bordo, tan sólo un par de ellos eran en español. Teniendo en cuenta la cantidad de pasajeros de habla hispana y que de los siete puertos de escala, dos eran españoles, no me pareció una buena atención la que se nos dispensó en nuestro idioma.

Al respecto de las lenguas habladas, yo recuerdo que en varios cruceros realizados en otras compañías la tripulación de restauración y hostelería lleva a modo de pin o insignia una banderita del idioma o idiomas hablados, con lo cual uno sabe a quien dirigirse para ser atendido en el idioma preferido. Un detalle que podría adoptar MSC Cruceros, sustituyendo su actual identificación que consta de una chapa donde figura el nombre y la nacionalidad del tripulante de manera muy poco legible, por algo más legible y de utilidad como el nombre de la persona y el o los idiomas hablados.

Tras nuestra primera escala en *Marsella abordamos nuevamente el MSC Fantasia, donde pudimos apreciar que otros viajeros se incorporaban a la singladura. Más tarde comprobamos que el buque realiza entradas y salidas de viajeros en toda su ruta, apartándose de lo que considero un crucero tradicional y siendo más parecido a un ferry o “Expreso del Litoral” al estilo noruego. Esta característica no beneficia en nada al crucerista que se ve envuelto en un subir y bajar de pasajeros que dificulta realizar nuevas amistades e incomoda el transito por los pasillos por la constante entrada y salida de equipajes. En resumen una característica que desmerece la calidad y la categoría del crucero.


En nuestra segunda noche a bordo, decepcionados por la cena del día anterior en el Restaurante, decidimos acudir a un turno libre de cena tipo buffet situado en las cubiertas superiores. El resultado fue satisfactorio con una buena variedad de platos de una calidad ajustada. Tras la cena y una corta visita al Casino, acudimos al espectáculo en el Teatro principal que resultó altamente atractivo y de calidad, al igual que el resto de los días del crucero. Todos los espectáculos ofrecidos a bordo fueron estupendos, si bien su contenido fue un tanto limitado al baile y la canción. En cualquier caso siempre de calidad y asimismo también la de los diferentes artistas o grupos que amenizaban en los diversos bares y salones del barco.

El tercer día de crucero hicimos escala en *Génova y esa noche tenía lugar una de las dos noches de gala que celebraba el barco, por lo que tras prepararse adecuadamente para la ocasión decidimos volver al Restaurante principal, esta vez a la mesa asignada, en la confianza de disfrutar de una agradable velada y conocer a los pasajeros con que compartiríamos mesa el resto del crucero. Nuestras expectativas se vieron nuevamente incumplidas y fuimos decepcionados por la ineficacia del Maitre o encargado de asignar mesas, ya que nos asignaron para compartir mesa una pareja de mujeres que poco tenían que ver con nosotros. En otras compañías de cruceros siempre han tenido en cuenta al asignar mesa, la edad y la nacionalidad de las personas que comparten la misma, procurando juntar gente con características similares. Este no fue el caso. Lamentablemente la cena, culinariamente hablando, tampoco estuvo a la altura esperada y resultó una nueva decepción.

Ya en el cuarto día de crucero con escala en *Nápoles podemos hacer una valoración de otros aspectos del crucero como por ejemplo la fluidez en las oficinas de recepción, excursiones, etc. la buena disposición de espacios para jóvenes y la atención a los niños, en ningún caso me sentí agobiado con este tipo de público que a veces puede llegar a causar molestias a pasajeros que viajan sin niños. En este sentido el MSC Fantasia dispone de zonas específicas y personal cualificado para el entretenimiento y guardería. Sin embargo me parecieron muy justas y poco diversas las actividades organizadas para adultos, por el equipo de animación. También hacer mención a las bebidas incluidas en el paquete “Allegrissimo” las cuales resultaron de buena calidad y con una diversidad más que suficiente para disfrutar durante todo el crucero, sin tener que hacer ningún gasto añadido.


Coincidiendo con la siguiente escala *Messina se celebró la segunda noche de gala o cena del capitán. Tampoco en esta ocasión el restaurante brillo por la calidad de sus platos y fue la última vez que acudimos al mismo. El resto de la travesía nuestros almuerzos y cenas los hicimos en el Buffet libre, donde al menos el aspecto gastronómico era pasable. Esto mismo debió opinar muchos pasajeros, ya que en el Restaurante principal se iban notando más mesas vacías a medida que avanzaban los días. Como ejemplo diré que este día de gala especial el Restaurante presentaba un lleno que tan solo rondaba el 50%.

Y entre luces y sombras fue discurriendo el viaje con las escalas de *Malta y *Palma de Mallorca para terminar en *Barcelona con unos objetivos, en algunos aspectos ampliamente superados y alguna que otra decepción.

Haciendo un resumen general del mismo cabe destacar lo mejor, lo que se debería mejorar y lo que peor resultó del viaje.

Lo mejor:
Instalaciones del buque Atención del personal de tripulación Espectáculos y artistas a bordo Calidad de las bebidas Organización y evitación de aglomeraciones

A mejorar:
La calidad gastronómica del restaurante El horario del primer turno de cena La asignación de mesas en el restaurante La comunicación en idioma español Las actividades del equipo de animación

Lo peor:
El cambio de itinerario y sus consecuencias La entrada y salida de nuevos viajeros en cada puerto

Tras esta nueva experiencia con MSC y pretendiendo realizar una crítica constructiva, creo sinceramente que disponen del material técnico y humano (salvo rara excepción) de que el buque MSC Fantasia pueda ofrecer unos cruceros de calidad donde el pasajero repita experiencia. Quiero creer que el lamentable hecho del cambio de itinerario no se ha podido realizar de mejor forma, pero si debería haberse tenido en cuenta a los pasajeros afectados con alguna deferencia. Y principalmente estimo que se debe mejorar sustancialmente la calidad gastronómica y organización de su Restaurante principal.

Espero sirvan mis apreciaciones para otros cruceristas y principalmente a MSC Cruceros.

*No hago referencia a las diferentes escalas, ya que considero que existen infinidad de guías y páginas de viajeros que describen perfectamente estas ciudades, por lo que prefiero centrarme exclusivamente en la vida a bordo del MSC Fantasia.


Fotos propiedad de: Cruceroguía




Publicar un comentario
  • Blogger- Comentario usando Blogger
  • Facebook- Comentario usando Facebook
  • Disqus Comentario usando Disqus

No hay comentarios :

Tu opinión es importante para nosotros, puedes dejarnos tu comentario.
Muchas gracias


Guías de viaje para cruceristas

[Guías][list]

Diarios de a bordo

[Diarios][list]

Cuaderno de bitácora

[Cuaderno][threecolumns]

Consejos de interés

[Nuestros Consejos][list]

Visitamos y valoramos barcos

[Redactor-de-visita][list]

Comunicados de prensa

Vídeos

[Mis Vídeos][threecolumns]

Turismo en general

[Turismo-01][list]