Destacados

[Destacados][threecolumns]

DESTINOS - Mykonos


Mikonos - Foto Roberto González (El Vuelo de Hermes)
MIKONOS

Por: Roberto González (El Vuelo de Hermes)

Se puede desembarcar en la isla de dos maneras distintas, y las dos tienen su atractivo. Tiene un puerto bastante pequeño, aunque con un proyecto inmediato de ampliación y renovación que lo hará tres veces mayor. Ahora mismo tiene capacidad para un barco de cruceros de tamaño medio, tipo Briliance of the Seas. Amarrar en el muelle tiene la ventaja de ver la ciudad desde lejos, pero lejos, y esa es la desventaja, queda la ciudad, teniendo que movernos en taxi o autobús.

La segunda opción es la que he vivido y me parece más atractiva y cómoda. El barco amarra cerca de la costa y los tender nos llevan hasta el mismo muelle de pescadores de la capital. Mientras nos acercamos, vemos el precioso panorama de la ciudad y sus famosos molinos, sus playas y colores tan griegos.

Una vez en tierra, recomiendo lo mismo que hicimos nosotros, dirigirnos a un rent a car y alquilar un medio de transporte. La oferta se basa en tres medios: moto scooter, coche y quad. Nosotros elegimos este último por ser una novedad divertida y así poder disfrutar del sol y del aire puro de la isla. La moto ni nombrarla, ya que solo subirme pierdo el equilibrio.


Con un buen copiloto y un mapa en la mano nos ponemos en camino hacia el centro, con un objetivo, el monasterio de Agios. Mientras llegamos, podemos ir parando para ver distintas perspectivas de la isla, bastante árida y con muy poca vegetación. Una vez en el pueblo, aparcamos y nos dirigimos al monasterio, que nos parece mayor por fuera, pero que por dentro es precioso, pequeño pero con sensación de tranquilidad. Un pope custodia el templo y vende alguna que otra vela y estampitas de los iconos.

Salimos del templo y decidimos que, ante el calor que estábamos sufriendo debíamos darnos un bañito, y que mejor sitio que las playas de Kalafati. La particularidad de estas playas es que una es de viento fuerte y constante, mientras que la otra es de una calma chicha, estando separadas por sólo un par de metros.

Después del reparador baño en unas aguas limpias y transparentes, seguimos camino, y decidimos acercarnos a la famosa y animada playa Superparadise.

Este lugar, que por las mañanas es una playa preciosa y tranquila, con bastante gente (muy chic, elegante, a la moda y operadísima) se convierte por la tarde en una discoteca al aire libre donde los mejores djs pinchan lo más oído y bailado, aunque llegan momentos en que la cosa degenera un poco como hemos visto en televisión.

La pequeña Venecia - Foto Roberto González (El Vuelo de Hermes)
No podemos irnos sin hacer una foto al rey de Mykonos, el pelícano Petros III, que deambula junto a su pareja por las calles, y de vez en cuando exige su impuesto diario de pescado por dejarse fotografiar en los lugares más emblemáticos.

Terminamos el día, disfrutando en una terraza de un delicioso café Frappé, con helado y nata, mientras vemos la perfecta puesta de sol.

Autor del artículo Roberto González administrador de "EL VUELO DE HERMES"




Publicar un comentario
  • Blogger- Comentario usando Blogger
  • Facebook- Comentario usando Facebook
  • Disqus Comentario usando Disqus

No hay comentarios :

Tu opinión es importante para nosotros, puedes dejarnos tu comentario.
Muchas gracias


Guías de viaje para cruceristas

[Guías][list]

Diarios de a bordo

[Diarios][list]

Cuaderno de bitácora

[Cuaderno][threecolumns]

Consejos de interés

[Nuestros Consejos][list]

Visitamos y valoramos barcos

[Redactor-de-visita][list]

Comunicados de prensa

Vídeos

[Mis Vídeos][threecolumns]

Turismo en general

[Turismo-01][list]