Destacados

[Destacados][threecolumns]

DESTINOS - Oslo



Queremos recuperar las vivencias que nos mandaron en su día nuestros colaboradores, en este caso voy a compartir las experiencias de TONET. El resumen lo tenemos de todo el crucero pero para no cansaros y que vuestro paso por el artículo sea ameno, lo hemos seccionado por escalas ya que de lo contrario sería un artículo interminable.

Esperamos que sea de vuestro agrado

Las escalas de este crucero y que os iremos ofreciendo una a una fueron:
Cada uno de nosotros tenemos una visión diferente del lugar que visitamos, incluso viajando en el mismo crucero, por lo tanto aquí tenéis la visión de nuestro amigo y colaborador Tonet.

OSLO

Lo que no va en lágrimas suele ir en suspiros, nos levantamos tarde porque el cansancio tiene como amiga una argolla en la cama. Antes de bajar comimos como generales para que no nos entrase una pájara. La excursión fue reprogramada sabiamente por nuestro Duque de Oslo.

El Gran Mistral atracó puntualmente en el puerto de Oslo. Hacía buena temperatura pero era un día de nubes y claros. Desembarcamos con nuestras letras en el bolsillo sin ningún problema.


Nuestro Duque, se orientó adecuadamente al ver que estábamos al pié de la fortaleza Akershus, toda la zona estaba de obras. Comenzamos nuestro recorrido girando a la izquierda dirección hacia el ayuntamiento. Es un ayuntamiento de arquitectura peculiar un edificio con 2 torres gemelas de tonos marrones oscuros en una zona casi peatonal. Vimos pocos coches circular. Alguien dejó escapar que no habíamos comprado la Flexicard, un bono de 8 viajes. El recorrido reprogramado no hacia rentable la compra de la Oslocard.

Para no volver sobre nuestros pasos optamos por preguntar en la tienda de Souvenirs HOLM en la calle H. Heyerdahls gate 1. Preguntamos a su dueña la señora Bjorg en nuestro inglés cheyenne. En seguida en un castellano perfecto nos dijo, “si éramos españoles”. Había vivido 25 años en España. Realmente una mujer agradable. Le comenté que al regreso le haríamos las compras de souvenirs, pero no pudimos, se nos echó el tiempo encima. Así que recomiendo éste sitio para hacer las compras, porque hablan español y seguro que explican con claridad lo de las tasas. Total en Oslo no vamos a encontrar un sitio barato, todo está por las nubes.

La familia Lester es quien mejor tenía aprendida la lección de la tasas. Nos devuelven el IVA de los productos comprados en Noruega, cuando fuésemos a salir del País. Al realizar una compra creo que superior a 300 nok tienes que pedir la factura para la tax free. Hay 2 posibilidades si pagas en efectivo te dan una factura estrecha de unos 40 centímetros de largo, y éste recibo lo pagan en efectivo y euros el último día en Noruega, es decir en Flaam. Si pagas con tarjeta de crédito el trámite es otro. Te facilitan una hoja de datáfono también de unos 40 cms. y se entrega en el aeropuerto de Copenhague en el banco de Dinamarca, debidamente cumplimentada, lo tienen todo controlado. Te lo ingresan en cuenta después de poner todos los datos. Nosotros hicimos algunas compras en conjunto para siempre superar los 300 NOK. Lamentablemente no pudimos hacerle ninguna compra a la señora Bjorg porque teníamos prisa, pero amablemente nos indicó que un seven eleven situado en la plaza del ayuntamiento vendían las flexicard.

Con nuestras Flexicard en el bolsillo nos dirigimos a la Galería Nacional. La Entrada era gratuita y debimos dejar los enseres en unas taquillas. Menos mal que tenía servicios en el sótano para aliviarnos.

La Galería fue una visita esplendorosa, si bien es cierto que el cuadro más famoso es el grito, hubieron otros cuadros que me impactaron, por su realismo y dureza. Había pintado un entierro íntimo que solo transmitía dolor. Por el contrario creo que en la sala 41 una mujer alegre y jovial desprendía vida por doquier, vimos obras geniales donde las pinceladas transformadas en visillos y botellas eran de un realismo impactante. Creo que eran de Ludvig Karsten pero no estoy seguro.

Una vez finalizada nuestra visita y satisfechos de gritos y matices nos dirigimos hacía el Slottet Parken. El Parque que rodea el Palacio Real. Zona agradable donde los noruegos disfrutaban del sol primaveral. Llegamos a la Calle Drammensvelen y allí esperamos al tranvía nº 19.

Foto: Cruceristas y Cruceros
Fue una fiesta, dentro del tranvía intentando cancelar los bonos, no sabíamos cómo hacerlo y los noruegos nos miraban con cara sorprendida. Parecía que había subido una jauría. Una Noruega pegó un grito desgarrador, no sé si para que nos callásemos o para indicarle al conductor que no le había abierto la puerta en la parada anterior.

De repente un personaje encantador apareció en escena. La señora Berta una ecuatoriana que vivía más de 25 años en Noruega. Se iba a comer pero, al vernos se ofreció para acompañarnos y hacernos de guía en el parque Vigeland. Al llegar a final del recorrido el tranvía nº 19 cambió de número y se convirtió en 12 y de ésta manera ya teníamos hecho el transbordo previsto. Dos paradas más tarde estábamos delante de la puerta principal del parque Vigeland.

Nos dimos 45 minutos de libertad para disfrutar el parque cada uno a su aire. Si en el parque que rodea del palacio Real había noruegos, éste estaba a reventar. Es una zona verde, de lagos, césped, flores y estatuas de Vigeland en una gran avenida culminada por una fuente de la vida y por un altar con figuras entrelazadas elevadas al cielo. Según nos comentó la Sr. Berta todas figuras representan etapas de la vida. Hubieron figuras muy entrañables que fueron debidamente inmortalizadas en nuestras cámaras.

Nos despedimos de Berta y cogimos el tranvía 12 en el mismo anden que nos habíamos apeados para continuar nuestro viajes en un recorrido circular desde que lo cogimos en el palacio real. Nos bajamos en Aker Brygge, una zona portuaria llena de bares donde el personal estaba cenando. Hubieron Thorpedos que tuvieron interés en dedicarle más tiempo al edificio de la Opera y se despidieron temporalmente.

El resto nos dirigimos hacia la calles Karl Johans gate, una avenida preciosa donde pudimos comprobar que algunas noruegas les gusta hacer el perrito por la calle, estaban de fiesta o despedida de soltera. La calle era preciosa y las cepas de los árboles estaban rodeadas de flores. Caramba con los noruegos o son Heavys o hay una concentración de fans del ACDC. Exacto, tipos con camisetas negras, motos de vértigos, pantalones de cuero, toda una jauría de movía por la calle sin saber muy bien a donde iban o de donde venían.

Foto: Cruceristas y Cruceros
Las piernas ya no respondían y se nos terminaba el tiempo, pero todavía pudimos contemplar el Parlamento y la Catedral protestante. Divididos entre reventados y cansados, unos se dirigieron hacia el barco y el resto nos flagelamos en un último esfuerzo por ver el nuevo edificio de la Opera.

Creo que debíamos haberle dedicado más tiempo a éste edificio. Es una construcción increíble que parece que surge del mar, el techo es pisable en una rampa que nace del mar. Con el tiempo agotado y los nervios palpitantes andamos hacia el barco siguiendo nuestro instinto y nuestros mapas. El momento de júbilo nos llegó cuando pudimos divisar el Gran Mistral.

La excursión fue un éxito rotundo y para ello le hicimos el correspondiente pasillo ante la escalerilla a nuestro amigo Arturo. Alguno cruceritas ajenos al complot, ponían cara de contrariados, mientras nuestro Gran Duque de Oslo con sonrisa desbordante, pasaba aclamado entre aplausos como un auténtico soberano. ¡¡¡Viva el Duque de Oslo!!!


Cruceristas y Cruceros



Publicar un comentario
  • Blogger- Comentario usando Blogger
  • Facebook- Comentario usando Facebook
  • Disqus Comentario usando Disqus

No hay comentarios :

Tu opinión es importante para nosotros, puedes dejarnos tu comentario.
Muchas gracias


Guías de viaje para cruceristas

[Guías][list]

Diarios de a bordo

[Diarios][list]

Cuaderno de bitácora

[Cuaderno][threecolumns]

Consejos de interés

[Nuestros Consejos][list]

Visitamos y valoramos barcos

[Redactor-de-visita][list]

Comunicados de prensa

Vídeos

[Mis Vídeos][threecolumns]

Turismo en general

[Turismo-01][list]